Autonomía y flexibilidad cuando trabajo, cuando compro…

noviembre 28, 2011 en 3:38 pm | Publicado en Colaboración, Comunicación, Filosofía, Generación Y, HR, Liderazgo, Management 2.0, Política, Psicología, Sociología, WEB 2.0, Web 3.0 | Deja un comentario

Les dejo esta nota breve que muestra atributos cada vez más valorados en las generaciones más jóvenes. Globant aparentemente los aplica, o al menos afirma estar acompañando estas nuevas formas de ser “comprometido con la organización”. Afirman que la generación Y, por ejemplo (y si bien esto de las generaciones son etiquetas que mucho no me convencen), es comprometida… Pero no necesariamente con la empresa en la que trabajan, si no con sus valores y formas de ser. Y piden [más bien esperan] que la empresa se “adapte” a sus valores. Y si no, bueno, cada cual por su lado, tal vez se de en otra vida.

Más allá de la generación Y, X, cual sea, las empresas empiezan a notar distintos comportamientos en sus colaboradores, asociados cuán importante es para ellos la flexibilidad y la lealtad de ambas partes: del colaborador y del empleador. “Si tengo tenis a primera hora de un lunes le aviso a mi jefe [no le consulto] que llegaré más tarde, pero que podría compensar las horas que falto mañana por la tarde”, ejemplifica la nota. Pareciera que generaciones más jóvenes defienden la autoridad de un jefe siempre y cuando así lo crean (y esto no tiene nada que ver con el cargo jerárquico que ese jefe ocupe). Un jefe puede tener un alto rango y sin embargo no generar la autoridad “suficiente” que su joven colaborador cree que debería tener.

Es sorprendente como esto de la credibilidad de la fuente, la confianza del usuario, el respeto del colaborador aparece si ese cliente, colaborador, usuario (lo que sea que esté del otro lado) valida que así debe ser. ¿Significa que habrá que dejarlos que validen, que crean al menos que así lo hacen, para que permanezcan con nosotros? ¿Cómo ven esto las empresas, los directivos, las grandes compañías que tratan con miles y miles de clientes cada día más autónomos?

Anuncios

“Esas personas, que se ignoran, están salvando al mundo”

noviembre 24, 2011 en 4:21 pm | Publicado en Blogs, Colaboración, Comunicación, Conversaciones, Filosofía, Psicología, Sociología | Deja un comentario

Hubo una vez que un grupo de creativos convocó al mundo a filmar y compartir un día del calendario de 2010: el 24 de julio. Entonces recibieron más de 80 mil videos y lograron editar una historia colectiva de una hora y media, en distintos idiomas (y con subtítulos, claro!).  Se trata de Life in a day, sin ningún fin lucrativo -al menos en principio-, con el objetivo natural, como diría Hernán Casciari en su magnífico post “Los justos” de compartir un gusto. O bien, hablando en primera persona,  “porque me resulta placentero escribir [hacerlo], y  porque quizás haya gente, en alguna parte, esperando que lo haga”.

De eso se trata. Es interesante cómo la construcción colaborativa (de cualquier cosa) transforma a las personas. Es capaz de sacar lo mejor de nosotros y patentarlo. Citando también al creador del paradigma 2.0, Tim O´Really, internet es un motor de libertad y de poder para los usuarios. Por eso, concebir a la web colaborativa como medio que sirve solo para retransmitir ideas propias y no para crear comunidad es un grave error, es volver “obsoleto el concepto”.

“Las redes sociales nos permiten sacar partido del conocimiento de otras personas”, sostiene.  Maravilloso.

Colabore más y finja menos

noviembre 14, 2011 en 12:14 pm | Publicado en Colaboración, Comunicación, Conversaciones, Maketing, Management 2.0, Nuevos soportes, Publicidad, Sociología, Web 3.0 | Deja un comentario

Eso leí el otro día y me puso muy contenta, de veras, de veras. Están surgiendo nuevas formas de acercarse a los clientes, impensadas o poco imaginadas hace meses. Y lo más sorprendente, para la capacidad de asombro del marketing, es que funcionan. Y funcionan mucho más y mejor que las acciones acostumbradas. Por ejemplo, un cliente tiene un problema con un nuevo servicio de una empresa. El usuario publica su reclamo en Twitter y a las pocas horas esa empresa se contacta con él y le ofrece el servicio gratiuito por unos meses. O, lo que es mejor, lo invita a que sea el primero en probarlo porque a la empresa le interesa conocer su opinión.

Otro ejemplo: estás en Linkedin y resulta que te llega un email de una empresa a tu correo electrónico. En el mail te cuenta que abrió una busqueda relacionada con tu perfil, y que tal vez te podría interesar. El que te lo cuenta es el director de Recursos Humanos, que firma con su celular.

La diferencia en ambas acciones no está en la acción en si misma. Está en el cómo se dirige la empresa a su cliente o usuario. El cómo, hoy, no se limita a venderte sus valores, sus productos, a invadirte con publicidad unidireccional. El cómo es colaborativo, transparente y generoso. La empresa no te pide, sugiere u ordena. La empresa te pregunta de igual a igual, sondea, investiga, te incorpora como líder de opinión de lo que ofrece.

El nuevo marketing está en acciones colaborativas de verdad, en un trato sincero y respetuoso, y no en la falsedad de la publicidad tradicional.

Los blogs dejarán de existir

noviembre 2, 2011 en 8:35 pm | Publicado en Blogs, Comunicación, Conversaciones, Filosofía, Media management, Medios, Psicología, Sociología, WEB 2.0, Web 3.0 | Deja un comentario

No ya, ya… pero no me sorprendería que lo hicieran. En poco tiempo. Estamos acostumbrados a revolucionar, absorver y desechar lo más innovador muy rápido. Además, es como que todos y todo pasa cada vez más rápido. Hoy somos 7 mil millones de personas en el planeta, un número que, leía el otro día, aumentó vertiginosamente en las últimas décadas. Y no fue necesariamente porque la fecundidad es mayor… si no porque vivimos más tiempo.

Y bueno, vivimos más para hacer más cosas. Para cambiar, para revolucionar todo, ese todo que es cada vez más efímero. Hoy la credibilidad de la fuente existe solo si te la da el usuario, tu cliente o tu lector. Y listo, acostúmbrese a eso.

Hoy las redes sociales son un boom, los medios más importantes del país se transformaron en blogs para disfrazarse necesariamente de “blogguers”. Y bueno, es que es necesario para no sepultar el periodismo de la década del 20. De todas formas, el periodista de 1920 ya no existe.

Los blogs desaparecerán porque hay más blogs que personas en la tierra, y la cosa esta de “la autoría” nos seduce lo suficiente para demostrar a los demás que podemos ser un medio sin necesariamente ser una corporación. Pero, así y todo, dudo de que las personas (como los que tienen blogs, como yo!) que no están en red generen conocimiento. Generen interés. Duren.

De qué me sirve a mi escribir todo esto si habrá otro que opine distinto. Los blogs, a menos que migren o veamos la posibilidad de hacer nuestras propias redes sociales editables, descentralizando los contenidos, las autorías y demás… dejarán de existir.

¿Y entonces para qué escribo? Es que me encanta ventilar mis ideas. Tal vez haya alguien del otro lado que las mejore. 😀

Errores típicos cuando nos comunicamos

octubre 24, 2011 en 11:40 am | Publicado en Comunicación, Conversaciones, Crisis, Medios, Sociología | Deja un comentario

Este video me hizo reír mucho. Es una linda forma de recordarnos cuán importante es evitar las suposiciones que, muchas veces, nos llevan a pensar algo que el otro no piensa (cuando pensamos que sí lo hace). En fin, más vale preguntar antes, no?

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.